Buscar en este blog

viernes, 24 de junio de 2011

Juegos raros

Como ya he mencionado muchas veces, me introduje en este mundillo gracias a los juegos de plataformas: Sonic, Mario, Alex Kidd o sus derivados hacían las delicias de cualquier jugón de mi generación (aún recuerdo con cariño y estrés los Megaman de NES, ¡¡¡qué dificultad!!!). Sin embargo, con el paso del tiempo fui descubriendo unos juegos un poco más adultos, como eran los RPG. Jugar al rol en aquél entonces era mágico: podíamos vivir la vida de cualquier persona que deseáramos y decidir qué acciones iba a llevar a cabo. Era como jugar a vivir, algo que se popularizó mucho más con la llegada de videojuegos como Los Sims

A medida que iban saliendo juegos de rol, se perdía cada vez más la frescura de los títulos originales y se repetían una y otra vez los argumentos (¿cuántas veces hemos salvado el mundo en un juego de rol?). Por eso, y aunque aún soy un completo fan de este género, cada vez con más ahínco necesitaba probar cosas nuevas. De ahí mi nueva pasión: los catalogados como juegos raros.

La verdad es que nunca entenderé la manía de la gente de tener que etiquetar todo. Si a mí me gusta un juego me va a dar igual que la gente me diga que no entienden de qué va y que soy más excéntrico que Mario Vaquerizo (sin ánimo de ofender a Mario, un tío que me resulta simpático). 

¿A qué me refiero con esto de los juegos raros? Son títulos que por una razón o por otra resultan aparentemente extraños, pero que irradian un magnetismo especial. Voy a poneros algunos ejemplos.

ICO: este juego de PS2 es, para mí y muchas otras personas, una auténtica obra maestra. En realidad hay dos o tres conversaciones en todo el juego, pero da absolutamente igual. Se basa en la relación existente entre los 2 protagonistas del juego: ICO y Yorda, ni siquiera hablan la misma lengua, no se conocen de nada, pero ICO se siente con el deber de protegerla. Casi no hay enemigos en todo el juego y ni siquiera destaca por la variedad de sus emplazamientos, pero de verdad engancha. Obra maestra de Fumito Ueda, uno de los pocos japoneses que conozco, y fundador del Team ICO, su equipo de desarrollo. Otro día os hablaré más de este juego.

Shadow of the Colossus: es la segunda obra maestra realizada también por el Team ICO, también para PS2. Aquí vemos como un hombre porta el cuerpo sin vida de su amada hasta un templo. En él, un ser supremo le propone acabar con la vida de los 17 colosos que asolan sus tierras para devolverle la vida a la mujer. Y ya está. No hay más argumento, no hay variedad de enemigos (únicamente los colosos), no varían tampoco mucho la zona que exploramos, pero también atrapa sin remisión. Qué maravillas son capaces de realizar..., ¿cómo lo harán?

REZ: Otro grande, dentro del "género raro", es Tetsuya Mizuguchi. Él es el creador de éste y de su "continuación no oficial", recientemente lanzada al mercado: Child of Eden. Aquí ya ni siquiera hay un personaje como tal, sino un objetivo que se mueve por la pantalla. Es algo así como un matamarcianos musical, es decir, un típico juego en el que vamos avanzando con nuestra nave matando a todos los enemigos que se interponen en nuestro camino, pero en el que el tempo y el ritmo de las explosiones fabrican una composición musical. Al bueno de Tetsuya le gusta jugar con la sinestesia.

Por último, voy a recomendaros un juego que tengo en mente desde hace algunos meses y que también es, cuando menos, particular. Se trata de Catherine, la última locura de Atlus. Si hay juegos raros, éste se puede llevar la palma por lo siguiente: el protagonista no sabe muy bien hacia dónde se dirige su vida. Lleva varios años con su novia, pero no está seguro de quererla. Una noche, tras tomar unas cuantas copas con sus amigos, conoce a una enigmática chica de aspecto angelical, Catherine. Movido por sus miserias personales y el alcohol, acaban teniendo un encuentro sexual... Al día siguiente, queda con su novia en una cafetería y ésta le cuenta que está embarazada. A partir de ahí, el mundo interior del protagonista se derrumba... 

Con este argumento, muchos pensaréis que se trata de un nuevo culebrón japonés, ¿no?. ¿Qué pensaríais si os dijera que el juego consiste en resolver puzzles y saltar por plataformas?

1 comentario:

  1. Eso son para ti juegos raros? Jope..juega al pulirula y me cuentas..

    ResponderEliminar